5 de julio de 2013

En Cedralito cultivan plantas medicinales con fines comerciales

En Cedralito cultivan plantas medicinales con fines comerciales

7 aprendices del programa Jóvenes Rurales Emprendedores, 5 mujeres y dos hombres, hacen parte de unos de los grupos creados por el SENA Risaralda en la vereda Cedralito de Santa Rosa de Cabal dedicado a la siembra de plantas aromáticas y medicinales con fines de comercialización como un modelo práctico de Unidad Productiva.




En Cedralito, se cultivan plantas medicinales y aromáticas con fines comerciales

Santa Rosa de Cabal, 5 de julio de 2013. 7 aprendices del programa Jóvenes Rurales Emprendedores, 5 mujeres y dos hombres, hacen parte de unos de los grupos creados por el SENA Risaralda en la vereda Cedralito de Santa Rosa de Cabal dedicado a la siembra de plantas aromáticas y medicinales con fines de comercialización como un modelo práctico de Unidad Productiva.

El aprendiz Jorge Alberto López, quien dispuso el terreno para sacar adelante este proyecto señaló: ‘En esta Unidad Productiva hemos querido plantar lo que es el tomillo, la yerbabuena, la albahaca blanca, y también queremos sembrar hortalizas, entre ellas tenemos la lechuga, el cilantro y las acelgas’.

Las competencias desarrolladas en un año de duración del programa de formación en cultivos agrícolas con énfasis en plantas aromáticas, les ha permitido a los aprendices que se amplíen sus conocimientos sobre la mejor manera de cultivar la tierra e incentivar la noción de familia y trabajo comunitario; como lo señala María Consuelo Sepúlveda: ‘Pues me parece que es una forma no sólo de mejorar los ingresos sino también la calidad de vida y me gusta mucho porque son labores que se pueden practicar desde el campo y de la casa. Además de que se puede estar pendiente del campo, de la producción, de lo que nos gusta, de lo que nos da el sustento diario. Los instructores del SENA son muy profesionales y son personas muy capacitadas para capacitarnos a nosotros’

Por su parte la aprendiz Omaira Sepúlveda Ospina manifestó que ‘Con las técnicas que nos enseñaron en el SENA aprendimos a conservar el suelo, a cultivar en limpio; tenemos un proyecto a largo plazo, así todos ganamos, todos estamos bien’.

Mario Hernán Jaramillo, instructor del Centro Atención al Sector Agropecuario del SENA Risaralda destacó los beneficios de una de estas plantas, la albahaca blanca: ‘La utilizan normalmente como una planta condimento, para preparar carnes, sopas, en ensaladas, en guisos, tiene también propiedades medicinales. Si las madres gestantes que están lactando la beben con frecuencia aumenta la cantidad de leche que les pueden suministrar a sus hijos. Eso es importante saberlo. Por ejemplo, con la albahaca se pueden hacer bebidas frescas como la albahacada que podría reemplazar en un momento determinado el jugo o la aguapanela como un complemento más dentro de la alimentación diaria. La albahaca sirve para controlar las jaquecas con bebidas frecuentes. También es digestiva y aumenta las defensas del organismo’.

Estas plantas aromáticas y medicinales son cosechadas en fresco y las están comercializando en manojos de 250 gramos a las distintas personas que habitan el corregimiento de La Florida en Pereira y en la vía en que se está desarrollando un circuito turístico en el río Otún. ‘Los agricultores de este programa van a la vía, ofrecen las bebidas a los ciclistas y caminantes que andan por ella, como una forma de generar recursos y un alimento alternativo a las gaseosas y jugos tradicionales que se venden en la vía’ dijo, finalmente, el instructor Mario Hernán Jaramillo.

Gracias a la formación recibida, estos aprendices también se han dedicado a cultivar productos de pan coger y hortalizas ‘para no gastarle más pasajes a los frutos que podemos sembrar y cosechar aquí mismo’ dicho por el aprendiz Jorge Alberto López.

De esta manera, el Centro Atención Sector Agropecuario del SENA Risaralda sigue atendiendo con formación para el trabajo de calidad al sector rural.